Inicio / Cultura / Todo para el pueblo pero sin el pueblo. Origen y significado de esta frase.

Todo para el pueblo pero sin el pueblo. Origen y significado de esta frase.

Todo para el pueblo pero sin el pueblo

Seguro que has escuchado esta frase “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”, pues bien, la frase original es en francés: Tout pour le peuple, rien par le peuple.

Todo para el pueblo pero sin el pueblo

¿Cuál es el significado de la frase “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”?

Esta frase, que se originó en Francia hace alusión a la idea de un poder casi absoluto sostenido por un gobernante de un Estado. El cual brinda a su pueblo aquello que necesita pero sin darle mayores atribuciones sociales o políticas, ya que al margen de estas puedan descentralizar su régimen totalitario.



¿Quién dijo “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”?

Esta famosa frase ha sido inexactamente adjudicada a muchos gobernantes de cualquier país que expresaban abiertamente su ideología déspota. Es decir, en definitiva cualquier soberano que gobierne con un poder total y sin someterse a leyes, ni a limitaciones.

No obstante, al margen de a quién se le atribuye, ha sido relacionada con diversos reyes de distintas naciones, pero en la misma época. Desde el rey Luis XV de Francia hasta el rey Carlos III de España, pasando por la reina Catalina II de Rusia.

¿Cuál fue su origen? ¿Cómo funcionaba esta falacia política? Raíz histórica

La raíz histórica de esta frase se relaciona con el despotismo ilustrado, también conocido como Absolutismo Benevolente. Un tipo de gobierno donde el rey tiene concentra el poder absoluto y no necesita justificar sus acciones. Donde el pueblo no debe criticar o juzgar dichas acciones, puesto que podría tomar represalias contra el pueblo.

Movimiento político que consistía en sustentar un estilo de vida agradable dentro una sociedad, pero que el pueblo pueda opinar, tomar decisiones importantes. En definitiva sin dar poder de decisión a sus habitantes.



Los monarcas se conformaban con brindar a su pueblo una educación básica, un sistema de salud estable (y no destacable), una economía apenas enriquecedora y desarrollo cultural un tanto pobre.

Por supuesto todo esto siempre negando las opiniones o ideas que tenía o proponía el pueblo.

Despotismo ilustrado y la Ilustración.

El despotismo ilustrado se convirtió en la forma predilecta de gobierno en el siglo XVIII.

Por aquella época los monarcas establecían todo tipo de reformas legales, educativas y sociales inspiradas por las ideologías de un movimiento precursor denominado “La Ilustración”.

Entre los déspotas ilustrados más influyentes destacaban:

  • Federico II de Prusia (el Grande),
  • Pedro I (el Grande),
  • Catalina II (la Grande),
  • José II de Alemania,
  • Marqués de Pombal.

Que instituyeron reformas administrativas, tolerancia religiosa y desarrollo económico. Pero como cualquier gobierno desea, no propusieron reformas que minaran su soberanía o influyeran el orden social.



Los principales pensadores de la época de la Ilustración son acreditados por el desarrollo de las teorías del gobierno crítico para la creación y la evolución de la moderna sociedad civil impulsada por el Estado democrático.

La mayoría de las innovaciones originadas por los tiranos ilustrados duraban una etapa muy corta en la historia. La gran parte de los cambios que implementaban eran luego abolidos por los reyes que gobernaban después que ellos.

El llamado “despotismo ilustrado”, también acuñado con el término “absolutismo ilustrado”, fue un concepto descrito formalmente por el historiador alemán Wilhelm Roscher en 1847.

Fin del despotismo, la revolución del “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”

Muchos pensadores de la época debatían el origen del poder al margen de la corona.

En busca de explicaciones racionales para la ignorancia de los habitantes en cuanto a asuntos sociales, personajes históricos como Rousseau, intentaron hacer que el pueblo se sublevara contra el Gobierno explicándoles que la potestad procedía del pueblo y no del rey.

Por esto, los gobernantes adoptaron una apariencia de autoridad que buscaba la protección del pueblo y el progreso social.

No obstante, se seguía haciendo caso omiso de las opiniones de la gente, lo que llevó al lema “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Puesto que el gobierno disfrazaba su apariencia autoritaria (en la que tomaban el control de todo y sin necesidad de contar con el pueblo) con la excusa de protegernos frente a los revolucionarios que pretendían el exaltar el poder.

Como medidas logradas; las torturas fueron extirpadas y la condena a muerte casi se extinguió.

A pesar de la astucia de los gobernantes para no ser descubierta su autoridad impuesta, el deterioro del área política para la clase más destacable económicamente, los burgueses, debían soportar una mayor carga fiscal al resto, hecho que produjo la muerte del sistema.

Lo que conllevó al nacimiento de la dictadura monárquica que comenzó a tomar forma con la Revolución Francesa en 1789.



CONCLUSIONES Y CONSEJOS

¿Les suena lo que han leído en este último párrafo? Más concretamente en lo subrayado de amarillo. Pues algo así está ocurriendo en nuestra historia actual.

Aprovechando la crisis sanitaria mundial por el COVID-19 muchos gobiernos se han vuelto autoritarios y han impuesto sus leyes y normas. Centralizado aún más los poderes del Gobierno, legitimando o imponiendo leyes y normas a su antojo, con la excusa de que es “por nuestro bien” o “por protegernos”.

Seguramente no tarden en salir en las noticias que muchos jueces tumben las medidas que propusieron o implantaron los Gobiernos de muchos países durante esta época de crisis mundial.

Por eso finalizaremos este post con el barón de Montesquieu, a quién realmente se le puede resaltar la frase de “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo” y quién argumentó que las leyes “tienen sus propias leyes” y deben ser separados los 3 poderes del Estado.

Charles de Secondat, barón de Montesquieu

Montesquieu, presidente del Parlamento de Burdeos, ejerció una notable influencia en la formación de la conciencia burguesa en el siglo XVIII. Argumentando cómo las leyes derivan de una serie de factores físicos, sociales e históricos: “Las leyes tienen sus leyes”.

Según Montesquieu existen tres formas de gobierno:

  • Republicana,
  • Monárquica
  • Y despótica.

Y la mejor será aquella en la que estén separados los tres poderes:

  • Legislativo (el que crea las leyes),
  • Ejecutivo (el que hace que se cumplan)
  • y Judicial (el que dictamina la justicia).



Otros dichos, refranes y expresiones

Categorías relacionadas

Te recomendamos que visites nuestra categoría de HISTORIA y de CULTURA para conocer más datos curiosos y de gran importancia.

Fuente:

  • wikipedia.org
  • lifeder.comReferencias:
    1. José María Queipo de Llano (Conde de Toreno), Historia del levantamiento, guerra y revolución de España, edición de 1872 (apareció en 1836-1838), pg. 48.
    2. Adolphus Richter & Co.. (1834). The Foreign Quarterly Review, Volumen 14. Google Books: Treuttel and Würtz, Treuttel, Jun, and Richter.
    3. The Editors of Encyclopædia Britannica. (Jan 8, 2014). Enlightened despotism. Jul 11, 2017, de Encyclopædia Britannica, inc. Sitio web: britannica.com
    4. The Editors of Encyclopædia Britannica. (Jun 27, 2017). Enlightenment. Jul 11, 2017, de Encyclopædia Britannica, inc. Sitio web: britannica.com
    5. Source: Boundless. “Enlightened Despotism.” Boundless World History Boundless, 20 nov.. Retrieved 11 jul.. 2017 from boundless.com
    6. The Editors of Didactic Encyclopedia. (May 30, 2013). What is the meaning of Enlightened despotism? Concept and Definition of Enlightened despotism. Jul 11, 2017, de Didactic Encyclopedia Sitio web: edukalife.blogspot.com.



Todo para el pueblo pero sin el pueblo Seguro que has escuchado esta frase "Todo para el pueblo pero sin el pueblo", pues bien, la frase original es en francés: “Tout pour le peuple, rien par le peuple”. ¿Cuál es el significado de la frase "Todo para el pueblo pero sin el pueblo"? Esta frase, que se originó en Francia hace alusión a la idea de un poder casi absoluto sostenido por un gobernante de un Estado. El cual brinda a su pueblo aquello que necesita pero sin darle mayores atribuciones sociales o políticas, ya que al margen de estas puedan…

Resumen de Reseña

Valoración inicial

Valoraciónes : 4.62 ( 3 Votos)

2 comentarios

¡No olvides comentar!