Inicio / Ciencia y Salud / ¿Qué peligros tiene dormir junto al móvil? Lo que dice la ciencia. Las 10 razones para no hacerlo

¿Qué peligros tiene dormir junto al móvil? Lo que dice la ciencia. Las 10 razones para no hacerlo

Peligros de dormir junto al móvil

¿Dormir junto al móvil? ¿el teléfono bajo la almohada? ¿Es perjudicial el brillo de la pantalla?

Sí, dormir junto al móvil podría ser malo para tu salud.

Pero no por una cuestión de ondas y radiación (cuya relación no existe evidencia alguna), sino por algo tan sencillo como la luz.

Los seres humanos estamos muy marcados por nuestro reloj interno, el cual es controlado por la luz y otros estímulos.



Irse a la cama con el móvil, tablet u otros dispositivos electrónicos podría provocar efectos adversos inesperados.

La luz azul; el problema y el riesgo

Los seres vivos estamos controlados por un reloj biológico conocido como ritmo circadiano.

Este tiene la culpa de que nos sintamos más cansados a ciertas horas. Que nos siente peor la comida por la noche o que durmamos peor.

La luz regula la segregación de melatonina. Hormona que regula el estado fisiológico que nos lleva al sueño, entre otras cosas.

Durante el día apenas se segrega, mientras que cuando llega la luz rojiza del atardecer comienza su producción por parte la glándula pineal. Horas después, bajo la oscuridad de la noche, la melatonina alcanza sus picos, induciéndonos al sueño.

Activa una serie de cascadas metabólicas, es decir, señales químicas y fisiológicas en nuestro cuerpo. Y aquí es donde encontramos el verdadero problema: la luz azul.

Los móviles, tablets y todo este tipo de dispositivos emiten luces brillantes, especialmente dentro del rango de los azules.



La luz azul en la naturaleza está asociado al cielo diurno, y es la luz que más suprime la producción de melatonina. Es más, numerosos estudios, como los llevados a cabo por El Centro de Investigación Lumínica de Nueva York, han comprobado que la luz artificial es capaz de suprimir la secreción de melatonina. Además del rango de longitud de onda (que proporciona el color de la luz), otro factor determinante es la intensidad: cuanto mayor es, más se interrumpe el ciclo de secreción y más se perjudica el sueño.

Con la parada de la melatonina se interrumpe el ciclo circadiano y la calidad del sueño desciende.

Nuestro cerebro, ante los estímulos procedentes del dispositivo móvil, no entra en el estado de relajación necesario para dormir adecuadamente. El cual llega unos 45 minutos después (según los picos de melatonina) de que llegue la oscuridad.

¿Qué dice la ciencia al respecto sobre dormir junto al móvil?

Dormir junto al móvil puede promover las causas del cáncer, de enfermedades cardiovasculares, de depresión, etc. Todo por culpa de la mala regulación del ritmo circadiano.

Según la Organización Mundial de la Salud, reducir una sola hora de sueño de nuestras necesidades puede dificultar la concentración, y facilita la toma de decisiones incorrectas y la asunción de riesgos innecesarios.

  • La falta de sueño promueve la aparición de enfermedades neurológicas y metabólicas.
  • Aumenta la posibilidad de padecer algunos tipos de cáncerdiabetes y un sinfín de patologías.
  • También retrasa y reduce el sueño REM; el estado de alerta aumenta por la noche, al contrario de como debería ser. Todo ello conduce a que retrasemos la hora del sueño y que suframos de insomnio o de deficiencias en el sueño por esta interrupción silenciosa de los ritmos circadianos del organismo.

Los ritmos circadianos

El ritmo circadiano está controlado por muchos factores. Pero, sin duda, el más importante es la luz.

Fuente: xataka.com

Cada persona tiene necesidades distintas, que oscilan entre las seis y diez horas de sueño. Este tiempo es el necesario para completar de 45 minutos a una hora de sueño profundo.

No dormir bien se asocia a todos los problemas anteriores. Según las evidencias encontradas por el Instituto de Farmacología – Toxicología y Neurociencias de Atlanta, usar los móviles y tablets en la cama se asocia con no dormir de una manera correcta.



Esta relación es la que determina por qué no debemos dormir junto a nuestro móvil; porque necesitamos descansar mejor para tener más salud.

Los dispositivos electrónicos son un impedimento potencial probado para conseguir dicho descanso.

¿Qué más peligros tiene dormir junto al móvil?

Un estudio realizado por el Barcelona Institute for Global Health, ponía de manifiesto que andar utilizando el móvil por la noche tiene una interesante relación con el cáncer de próstata y de mama: aumenta su incidencia.

Existe un temor por las ondas de relacionar el cáncer al uso del móvil. Está comprobado que no existe relación entre las ondas electromagnéticas producidas por los dispositivos electrónicos y efectos nocivos (como el insomnio, o el cáncer).

Aunque a veces el miedo sigue promoviendo ideas peregrinas y falsas. Sin embargo, la relación que comentábamos anteriormente, se debe a no dormir y no a las ondas.

Fijar la vista en móviles y tablets durante mucho tiempo podría estar relacionado con la degeneración macular.



1.0 – Las 10 razones para no dormir junto al móvil

Dichos estos motivos, a continuación expondremos las razonas por las que no dormir junto al móvil y desmentiremos algunos de los mitos más comunes que creemos saber.

1.1 – ¿Ayuda a conciliar el sueño?

Mucha gente utiliza su teléfono móvil justo al meterse en la cama para relajarse y conciliar el sueño.

Muchos psicólogos aseguran que se trata de un error muy grave. Ya que puede provocar el efecto contrario: incentiva nuestra atención y nos mantiene despiertos durante más tiempo del deseado. ¿Cuantas veces te has acabado durmiendo más tarde de tu hora habitual? A todos nos ha pasado esto por culpa de nuestros smartphone.

1.2 – En estado de alerta

El recibir constantemente notificaciones, mensajes, llamadas, etc. hace que no desconectemos ni un minuto. Esto hace que, en lugar de sentirnos más tranquilos por tener el teléfono a mano, aumentemos nuestra sensación de estar “en guardia” y anticiparnos o estar pendiente de por si sonase.

Recomendación, apagarlo o desconectar la conexión a Internet.

1.3 – No mires a la luz

Como hemos estado avisando antes, la luz azul artificial que emiten los móviles activa nuestras neuronas del cerebro y provoca que tardemos más en dormirnos.

Otro estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) nos dice que el uso antes de dormir de aparatos electrónicos, que emiten luz, a parte de prolongar el tiempo que tardamos en conciliar el sueño, también suprime niveles de melatonina, la hormona reguladora de este (ya que cuando disminuye por la mañana, es cuando nos despertamos).

1.4 – Evita que te quedes dormido cuando te levantes

Por la mañana, al despertarte, hará que no te vuelvas a dormir. El apartar el móvil a una distancia lejana, hará que cuando el despertador suene por la mañana te obligue a levantarte hasta donde esté. Haciendo que te vuelvas a quedar durmiendo una vez levantado de la cama.

1.5 – En pareja, el móvil es innecesario

El acostarte con el teléfono en la cama y no con tu pareja, puede hacer que se vea resentida la relación. Hecho que provoque una falta de comunicación entre ambos. Se reduce la complicidad entre dos personas que comparten lecho conyugal.

1.6 – ¿Provoca radiación tenerlo muy cerca? ¿Radiaciones?

¿A que has oído hablar de que tener el móvil cerca aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer?. Pues bien, no existe un informe definitivo que lo pruebe, aunque hayan cientos de estudios, pero que cada uno indica una cosa distinta.

Existen muchas dudas, el motivo es que los móviles emiten energía de radiofrecuencia, una forma de radiación electromagnética. Sin embargo, esta no es ionizante, es decir, es de más baja energía que, por ejemplo, la que emiten los rayos X, que sí es ionizante y esta si aumenta el riesgo de cáncer.

De todas maneras, dichas dudas puede ser una buena razón para no estar pegados al móvil tanto tiempo.

1.7 – Puede quemar la piel ¿Es posible quemarnos literalmente?

¡Si! Aparte de dormir junto al móvil, si encima lo pones a cargar las consecuencias negativas aumentan.

Cargar el móvil por la noche es el peor momento del día para hacerlo, sobre todo si eres de los que colocan el teléfono debajo de la almohada para dormir.

Cuando un smartphone se está cargando suele calentarse bastante y el material del que suele fabricarse las almohadas es muy inflamable. Por tanto, hay almohadas que no pueden soportar este tipo de temperaturas.

Razón por la cual, una sobrecarga del teléfono puede traducirse en una quemadura en la piel al dormir junto al móvil bajo la almohada.

1.8 – Dolores de cabeza

Una de las consecuencias negativas de este hábito es el dolor de cabeza que nos produce.

Esto se debe a que al usar el móvil antes de acostarnos y dejarlo en la mesita de noche o en otro lugar cercano para cogerlo al momento, lo único que haremos será provocar al cerebro.

A largo plazo, el no descansar correctamente puede desembocar en dolores de cabeza.

1.9 – Genera estrés

Otra consecuencia nefasta para nuestro cuerpo es la aparición de estrés.

El estar con el móvil a mano y no “despegarnos” de él, como si de una parte de nuestro cuerpo se tratase, hará que ya no a largo, sino que a corto plazo incluso tengamos mal humor permanente y una adicción al móvil.

1.10 – Insomnio tecnológico

El estar conectados todo el día, el control sobre las redes sociales, el estar pendiente de si suena el teléfono o nos llega una notificación, hace que no desconectemos a ninguna hora.

No vale solo cuando vamos a dormir, sino cuando de alguna manera tenemos “enganchado y pendiente” a nuestro cerebro. Hecho que afecta a nuestro sistema nervioso.

Algo que nos impide desconectar de la tecnología, sea cual sea la hora.



Conclusiones y Consejos

En resumen, la conclusión a la que llegamos es que sí hay un peligro relacionado con nuestros hábitos.

Esto tiene un apartado positivo: podemos evitar el problema cambiando de costumbres.

¿Cómo? Por ejemplo, dejando de usar el móvil antes de acostarnos o no usarlo mientras estamos en la cama antes de descansar.

Otra opción es bajar el brillo y usar los sistemas “nocturnos” de los móviles, que cambian a tonalidades rojizas.

¿Y esto funciona? Parece ser que sí: las investigaciones llevadas a cabo por el equipo de Juan Antonio Madrid, uno de los mayores expertos en cronobiología del país, dicen que una luz adecuada puede ayudarnos a mantener el ritmo biológico en su sitio, algo que nos puede servir para mejorar nuestra calidad de vida.

Llevando a cabo estos pasos podremos mejorar nuestra salud potenciando nuestro descanso.



Fuente:

Peligros de dormir junto al móvil ¿Dormir junto al móvil? ¿el teléfono bajo la almohada? ¿Es perjudicial el brillo de la pantalla? Sí, dormir junto al móvil podría ser malo para tu salud. Pero no por una cuestión de ondas y radiación (cuya relación no existe evidencia alguna), sino por algo tan sencillo como la luz. Los seres humanos estamos muy marcados por nuestro reloj interno, el cual es controlado por la luz y otros estímulos. Irse a la cama con el móvil, tablet u otros dispositivos electrónicos podría provocar efectos adversos inesperados. La luz azul; el problema y el…

Resumen de Reseña

Valoración inicial

Valoraciónes : 4.87 ( 13 Votos)

2 comentarios

¡No olvides comentar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies