Inicio / Cultura / ¿En que está basada la figura de Santa Claus? – San Nicolás

¿En que está basada la figura de Santa Claus? – San Nicolás

San Nicolás estaría bastante decepcionado si viera en que se ha convertido su historia.

Parece mentira que la figura de Santa Claus, la cultura navideña del consumismo y los regalos, estén sustentadas en la explotación de 400 millones de niños esclavos. Un hecho basado en la imagen de un hombre, que paradójicamente, empleó su altruismo, solidaridad y todas sus riquezas contra esta lacra de la sociedad actual.




La figura de Santa Claus, con la estética que actualmente conocemos, es una invención estadounidense del siglo XX, basada en la vida de San Nicolás.

Santa Claus es un personaje que formaba parte de un antiguo mito solar del solsticio de invierno, al que el cristianismo sincretizó con la figura del obispo San Nicolás.

San Nicolás; Origen e historia

Durante el siglo IV, un sacerdote cristiano llamado Nicolás abandona Italia para difundir la palabra de Dios por toda Asia. En su labor como misionero, fue trasladado a Myra (Turquía), para ser nombrado obispo.

Sus padres fueron ricos comerciantes y piadosos. De niño decía a sus padres: “sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto”. Frase que más adelante cumplió su papel.

La peste de aquella época desoló por completo la ciudad en la que habitaba, siendo muy joven perdió a sus padres que atendían a los enfermos, esto le hizo crecer en caridad y de manera muy humilde. Conmovido por el desastre familiar y de la población en general, Nicolás comenzó a repartir toda la herencia de la forma más solidaria y altruista posible; entre sus convecinos.

Fue cuando Nicolás tuvo conocimiento de un viejo y enfermo caballero, que no pudiendo casar a sus hijas por falta de dote las iba a prostituir. Nicolás que repartía la herencia de sus padres con preferencia a los más pobres, una noche dejó una bolsa con monedas de oro para poder casar a una hija.

En los días siguientes dejó otra bolsa de oro para poder casar a la segunda y finalmente, cuando fue a depositar la tercera y última bolsa, fue sorprendido por el padre de las pequeñas, que a pesar de las insistencias del joven Nicolás, éste divulgó su caridad por toda la ciudad.



Consecuencias de la muerte de San Nicolás

San Nicolás muere un 6 de diciembre, pero de año incierto; oscila entre el año 327 y 352. Era una de las personas más veneradas por los cristianos de la Edad Media.

Marineros italianos sustrajeron su cuerpo que estaba en poder de los musulmanes y fue trasladado a Bari en el año 1087. Todavía hoy se conservan sus reliquias en la basílica de San Nicolás de Bari, Italia. Hay cientos de templos en todo el mundo dedicados a su figura.

San Nicolás

Tras su muerte, fue proclamado santo e inspiró la figura de Papá Noel. Por tanto, podemos decir que la figura de Santa Claus está inspirada en el Santo Nicolás.

Similares tradiciones paganas

Los niños italianos recibían sus regalos procedentes de una bruja buena llamada Befana. Según la leyenda, la bruja Befana, barría su casa cuando pasaron los Reyes Magos hacia el pesebre de Belén y la invitaron a ir con ellos, pero esta se negó a hacerlo. Al no acompañarlos, como acto de arrepentimiento, la Bruja sale cada año a repartir regalos en busca del Niño de Dios.




En los bosques vascos quien venía con regalos era un gigante llamado Olentzero, y también campesinos de barba blanca, botas altas y gorro de armiño que regalaban objetos a los niños.

En el siglo XVI los niños dejaban un zapato junto a la chimenea, que antiguamente, era el símbolo del vínculo entre los dioses y los humanos. Estos creían que los dioses se dirigían a ellos a través de la chimenea, y que también San Nicolás se serviría de este conducto para recompensar a los niños con obsequios.

El cambio llegó en Europa

En Europa hubo un proceso paralelo en la creación de la figura de Santa Claus. Desde mediados del s. XIII San Nicolás repartía los regalos y juguetes durante la noche del 5 al 6 de diciembre, pero tras la Contra Reforma católica (1545-1563), surgió otro personaje, Christkind (el niño Jesús), que sería quien repartiera los regalos en el día de Navidad.

Lutero había intentado sustituir a San Nicolás, con el argumento de que si alguien ha de traer regalos, que sea el propio niño Jesús.

El avance de la tradición de los regalos del niño Jesús, forzó a que la figura de San Nicolás pasara a entregar sus regalos el día 25 de diciembre, como ocurre actualmente en nuestros días.

San Nicolás se estaba esfumando de la mente de los niños de todo el mundo. Sólo sobreviviría en Holanda, que por aquellos días y lugares, se lo representaba vestido con ornamentos eclesiásticos, con barba blanca, montando en un burro, y llevando un saco o cesta con regalos para los niños buenos, y un manojo de varas para los niños desobedientes.

 Transformaciones durante los siglos XIX-XX

La historia de Santa Claus llegó al continente americano traído por los colonos holandeses, pero fue la literatura la que se encargó de hacerlo bastante popular en el siglo XIX; primero, un relato de Washington Irving lo dio a conocer y después fue un poema de Clement Clarke Moore.

El poeta Clement C. Moore, en su poema, describió a Santa Claus como un personaje robusto, vestido de color rojo y que silbaba alegremente mientras atravesaba las nubes con su trineo tirado por renos. Fue a raíz de esto, cuando se hizo conocido en toda Europa en 1823 tras su publicación en el diario Troy Sentinel de Nueva York.




La imagen del rechoncho Papá Noel la detalló al máximo el dibujante Thomas Nast (caricaturista político), quien entre 1860 y 1880, durante la Navidad publicó ilustraciones de Santa Claus en la revista Harper´s Weekly. Este ilustrador fue quien añadió detalles como, ubicar el taller de Santa Claus en el polo norte, o su gran listado de los niños buenos y malos de todo el mundo.

Thomas Nast se basó en los trajes de los habitantes europeos durante el invierno, porque Santa Claus es un personaje absolutamente pagano, pero a estas alturas y con tantas modificaciones ya poco tenía que ver con San Nicolás de Myra y Bari.

Pero sin duda, la imagen de Santa Claus que todos conocemos hoy, proviene de una campaña publicitaria lanzada por The Coca-Cola Company en 1931. Esta vez, el encargado de darle un nuevo aspecto al milenario personaje fue el dibujante Habdon Sundblom y desde entonces fue adoptado casi universalmente. De esta manera, Coca Cola fue quien reforzó esta leyenda gracias a esa exitosa campaña publicitaria.

Se consolida un personaje; Santa Claus

A finales del siglo XIX y principios del XX la tradición de San Nicolás, reinventado en Nueva York, se fue extendiendo, debido a su gran popularidad, por casi toda Europa.

En Gran Bretaña se forjaría como un personaje llamado Father Christmas (Padre Navidad). Más tarde pasaría a Francia, donde lo llamaron Père Noël (Papá Navidad), nombre del cual deriva Papá Noél, que es como se conoce actualmente en España y gran parte de Hispanoamérica.

El nombre Santa Claus es una contracción de Sanctus Nicolaus, y se refiere específicamente a San Nicolás de Bari, quien fue una persona de enorme bondad y protector, en gran parte, de los niños.

Se creó sobre él una bonita leyenda, que decía que por las noches repartía regalos entre los niños y los más necesitados.




Conclusión

En realidad, todos estos cambios a lo largo de la historia lo único que hicieron fueron readaptarse a las antiguas costumbres de San Nicolás u otros repartidores de regalos locales.

 

Fuente:

San Nicolás estaría bastante decepcionado si viera en que se ha convertido su historia. Parece mentira que la figura de Santa Claus, la cultura navideña del consumismo y los regalos, estén sustentadas en la explotación de 400 millones de niños esclavos. Un hecho basado en la imagen de un hombre, que paradójicamente, empleó su altruismo, solidaridad y todas sus riquezas contra esta lacra de la sociedad actual. La figura de Santa Claus, con la estética que actualmente conocemos, es una invención estadounidense del siglo XX, basada en la vida de San Nicolás. Santa Claus es un personaje que formaba parte de un antiguo mito solar…

Resumen de Reseña

Valoración inicial

Valoraciónes : 4.84 ( 97 Votos)

2 comentarios

¡No olvides comentar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies