Inicio / Historia / ¿De donde vienen los días de la semana?

¿De donde vienen los días de la semana?

¿De donde vienen los días de la semana? Si no sabes cual es la procedencia de los días de la semana, aquí vas a leer su origen y duración de los días.

Para empezar, las semanas no tenían la misma duración para todos los pueblos de la antigüedad sino que variaban entre regiones, comunidades y culturas.



¿Cuanto duraban las semanas?

Culturas centroamericanas usaban semanas de cuatro días y se cree que probablemente sea en honor a los cuatro puntos cardinales. Para estas culturas si que se les pasarían rápido las semanas.

Para los asirios, sus periodos de la semana eran de seis días. Babilonios y egipcios durante la misma época, dividían los meses en tres decenios de 10 días cada uno.

En el calendario romano la semana se formaba mediante ciclos repetitivos de letras que iban desde la letra A hasta la H, y estos a su vez, representaban su semana laborable, la cual era de 8 dias. Como los días no encajaban con las letras de su abecedario, al final de cada ciclo anual, el ciclo formado desde la A hasta la H se descuadraba y el inicio del nuevo año comenzaba de nuevo con la letra A.

El estudio y la observación del cielo es la que fijaría la duración de las semanas.

Para los babilonios contaban el tiempo con los meses lunares y dividían el mes en cuatro periodos de siete días.

Estos 4 periodos coincidían con las 4 fases de la luna (creciente, llena, menguante y nueva). Con el paso de los siglos, estos cuatro períodos se separaron del mes lunar formando así las semanas.

Nombre de los días de la semana (Origen)

Los siete días de la semana corresponden con los siete cuerpos celestes visibles por la humanidad:

El Sol, la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno; y estos, nombrados en honor a los antiguos dioses.

El nombre de todos los días proviene del latín, excepto sábado, que también se relaciona su origen con el hebreo.

Lunes (dies lunae), día de la Luna. Es el primer día de la semana en el calendario gregoriano e inicio de la semana laboral.

Martes (dies Martis), día de Marte. Segundo día de la semana para la mayoría de las culturas.

Miércoles (dies Mercurii), día de Mercurio. Tercer día de la semana, originariamente en la cultura cristiana era el cuarto, puesto que la semana empezaba en domingo.

Jueves (dies Jovis), día de Júpiter. Es el cuarto día de la semana, o quinto para otras culturas.

Viernes (dies Veneris), día de Venus. Quinto día de la semana y sexto en otras culturas.

Sábado (dies Saturni), día de Saturno. También es originario del hebreo ya que su procedencia radicaría en la palabra Sabbat, día de descanso.

Domingo: (dies solis), día del Sol. Aunque también se hace referencia a Dies Dominicus, día de Dios. Guarda su origen y relación con el sol y Jesús, pues se cuenta que el emperador romano Constantino adoraba a el Dios Sol (Mitra), pero un día tuvo un sueño en el que vio una cruz dentro de un sol con una inscripción que parecía decir: “vence con esto”. A raíz de este hecho se declaró cristiano y dedicó el domingo como “el día del señor“. También prohibió todo trabajo realizado durante ese día.

Platón escribió en sus Diálogos: “El Sol, la Luna y las otras cinco estrellas llamadas ‘planetas’ fueron creadas por él (dios) para distinguir y preservar los ‘Números del Tiempo'”.



Tradición

Ciclos de siete horas: Existe una peculiar antigua tradición egipcia que no solo relaciona el nombre de los días con el de los planetas sino que explica el orden que ocupan en la semana.

Los antiguos egipcios creían que cada hora del día era regida por el Sol, la Luna o alguno de los cinco planetas conocidos. La secuencia se expresaba mediante la cual creían que las horas eran gobernadas, y esta era la inversa de la distancia a la que suponían que estos satélites se encontraban con respecto a la Tierra.

Durante esa época, pensaban que el planeta más distante era Saturno. Mas cerca se hallaba Júpiter, luego Marte, el Sol, Venus, Mercurio y, la más próxima, la Luna. Por tanto, la primera hora estaba regida por Saturno, la segunda por Júpiter, la tercera por Marte, y así sucesivamente. Después de estas siete horas, el orden en el que estos objetos debían ser adorados se repetía y comenzaba de nuevo el ciclo con Saturno. Del mismo modo, el planeta que regía la primera hora era el que le daba su nombre al día, de ahí que para ellos el primer día de la semana comenzara en sábado (Saturno).

Así, por ejemplo, la primera (y también la 8a, 15a y la 22a) hora del primer día era consagrada a Saturno, la 23a a Jupiter, la 24a a Marte y la primera hora del día siguiente al Sol. Por eso, ellos creían que el primer día estaba regido por Saturno (sábado) y el segundo por el Sol (domingo). Siguiendo esos periodos reiterados de siete horas, se obtiene la sucesión de los días de la semana en el orden en el que hoy los conocemos, solo que ahora la semana comienza en Lunes.

Los hebreos y muchos otros pueblos, consideraban que el séptimo día era el correspondiente a Saturno (sábado), por tanto comenzaban la semana con el día dedicado al Sol (domingo). ¿Os imagináis empezar la semana un sábado? ¿O en domingo?

Los soldados romanos que ocuparon Egipto se acostumbraron a la semana pagana de siete días y la introdujeron en su propia cultura reemplazando su semana de ocho días. Augusto y sus sucesores romanos permitieron esta práctica, pero la hizo oficial el emperador Constantino en el año 321 después de Cristo.

A una cita bíblica se le atribuye los siete días de duración de la semana, “…y al séptimo día, descanso”, que según dicta la tradición cristiana, este fue el tiempo que tardó Dios en crear el mundo.

#SabíasQue cuentan que la palabra lunes, escrita al revés, senul, en birmano es un tipo de tortura realizada durante la Edad Media y que provoca una muerte lenta y dolorosa.

No obstante, no preocuparse por los lunes, aquí os narro brevemente una reflexión personal sobre como afrontar los días de la semana.

Cada uno tiene la capacidad de afrontar los días como mejor esté dispuesto a emplearlos, en función de su situación, en función de sus intereses, etc. Pero ante todo, la semana se debe aprovechar hasta el último minuto de cada día.

Por ejemplo;

Para las personas pesimistas o aquellas que se conforman con ver el tiempo pasar, contando como pasan aburridamente los días de la semana, un lunes es el peor día de la semana con diferencia, supuestamente por que comienza la rutina o su vuelta al trabajo. Este tipo de personas son las que se pasan la semana contando los días hasta su próximo día de ocio, descanso o el comienzo del fin de semana (Aquí hago un inciso para decir que este tipo de actitud no beneficia en absoluto a nadie, ya que conformarse con ver el tiempo pasar es como esperar a que se apague una cerilla, breve).

Estas personas a menudo les importará poco el paso del tiempo y no se darán cuenta de todo lo que han podido hacer en ese periodo, porque por una parte es de entender que no es posible hacer todo lo que deseamos en poco tiempo, por eso, si se emplea correctamente, el tiempo sabrá como agradecértelo ya que como dice el refrán “lo bueno tarda en llegar”, pero siempre y cuando se sea constante.

Por el contrario, para las personas emprendedoras y que afrontan los días con optimismo, un lunes es el inicio de la semana con el que afrontarlo con una provechosa sonrisa y esperan aprovechar al máximo ese pequeño periodo de tiempo como es un lunes (aunque para otros se les hace pesado, incluso aburrido), ya que cuando se está empleando y gestionando de manera eficaz y adecuada, el tiempo pasa deprisa. Este tipo de personas no son las que cuentan los días, sino que hacen que los días cuenten y lo mejor de todo, es que esas horas dedicadas de más, son las que se emplean en beneficio propio.



Ahora ya sabes el origen de los días de la semana

Si aún no has visto mis 2 post anteriores relacionados con la procedencia de los meses y el calendario, visítalos: ¿De donde viene el nombre de los meses del año? ¿Por qué no existieron los días del 4 al 15 de octubre de 1582? Calendario gregoriano

Por último, agradecer a Cristina Álvarez su información para el aporte de este post.

¿De donde vienen los días de la semana? Si no sabes cual es la procedencia de los días de la semana, aquí vas a leer su origen y duración de los días. Para empezar, las semanas no tenían la misma duración para todos los pueblos de la antigüedad sino que variaban entre regiones, comunidades y culturas. ¿Cuanto duraban las semanas? Culturas centroamericanas usaban semanas de cuatro días y se cree que probablemente sea en honor a los cuatro puntos cardinales. Para estas culturas si que se les pasarían rápido las semanas. Para los asirios, sus periodos de la semana eran de seis días. Babilonios y egipcios…

Resumen de Reseña

Valoración inicial

Valoraciónes : 4.93 ( 366 Votos)

2 comentarios

¡No olvides comentar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies