Inicio / Historia / ¿De donde viene el nombre de los meses del año?

¿De donde viene el nombre de los meses del año?

Meses:

Aprovechando el anterior post: ¿Por qué no existieron los días del 4 al 15 de octubre de 1582? Calendario gregoriano, les contaré de donde proceden los meses del año (nombres y origen), pues para el castellano su procedencia viene del latín.

Los meses del calendario gregoriano y juliano provienen del calendario romano, y de este derivan los actuales meses que conocemos hoy día.




La mayoría de meses hacen referencia a dioses romanos y están directamente relacionados con su mitología, otros en honor a grandes emperadores romanos, y los últimos meses del año tienen su significado relacionado con los números y su orden.

Origen de los nombres de los meses del año:

Antes de la instauración del calendario gregoriano, los primeros sistemas de medición del tiempo, coinciden con la llegada de las primeras civilizaciones, ya que fueron quienes marcaron la pauta.

Los historiadores coinciden en que campesinos del antiguo Egipto disfrutaban de un calendario basado en función a las crecidas del Nilo, durante las épocas del año para que garantizase sus cosechas. Independientemente de este calendario egipcio, en este post vamos a hablar no solo del origen de cómo se formó, sino también el origen de los nombres que actualmente conocemos como meses del año.

Pasada la época del antiguo Egipto, tocaba el turno de marcar la historia a los romanos. Estos pueblos romanos primitivos, tenían diferentes calendarios lunares, con duración del año y de los meses distintos entre ellos, incluso con su propio número de meses cada uno;

  • Los habitantes de Alba Longa tenían un calendario de 10 meses, de 18 a 36 días cada mes.
  • Los de Lavinia tenían otro parecido de 374 días distribuido en 13 meses.
  • Los etruscos tenían meses basados en la luna llena.

#SabíasQue estos calendarios tenían en común una base lunar y el comienzo de los meses se marcaba con la aparición de Luna nueva.

Según la tradición, el calendario romano fue creado durante el reinado de Rómulo, fundador y creador de Roma (junto a Remo). Estableció un calendario de 304 días de los cuales eran repartidos en 10 meses (lunares, y comprendidos desde marzo hasta diciembre). Al pasar diciembre (entre diciembre y el comienzo del año siguiente) había un período que no correspondía a ningún mes, dado que era el periodo en que no había labores agrícolas, ni si quiera actividad militar. Fue por tanto, Numa Pompilio, el segundo emperador de Roma (715-672 a. C.), quien adaptó este calendario romano al año solar y agregó 2 meses a los 10 que ya habían, lo cual dio lugar a los actuales 12 meses que tenemos hoy día en nuestro actual calendario. El número de días en los diferentes meses fue asignado en lo que aparentemente fue una especie de moda arbitraria.




Así se dividió el calendario de Rómulo: (más abajo explicados detalladamente los 12 meses)

Calendario de Rómulo
Martius (31 días). Marzo (el año comenzaba con este mes)
Aprilis (30 días). Abril
Maius (31 días). Mayo
Iunius (30 días). Junio
Quintilis (31 días). 5º mes (posteriormente se modificaría a Julio)
Sextilis (30 días). 6º mes (posteriormente se modificaría a Agosto)
Septembris (30 días). 7º mes (posteriormente se modificaría a Septiembre)
Octobris (31 días). 8º mes (posteriormente se modificaría a Octubre)
Novembris (30 días). Noviembre
Decembris (30 días). Diciembre

 

Enero: Éste fue el primer mes añadido a los 10 que existían para la cultura romana. Su nombre antiguo era Ianus (proveniente del latín ianuarius), en honor al dios Jano, protector de puertas, entradas, comienzos y finales, y como enero es el mes con el que comenzaría el nuevo calendario, se honró a dicho Dios nombrando al mes que abre el año. Este dios era bicéfalo, es decir, tenía dos caras y se representaba mirando hacia ambos lados de su perfil.

Febrero: Segundo mes incluido en el calendario, e incorporado en segundo lugar por Numa Pompilio por ser el segundo emperador de Roma, no obstante, no fue en honor a él, sino que lo dedicó a Plutón o Februo, para que éste aplacara sus iras y no la emplease contra su pueblo. También tiene su origen por la Februa, que era un festival de purificación que los sabinos (pueblo antiguo habitantes de la Italia prerromana) celebraban anualmente y tenían como finalidad conseguir pureza.

Marzo: Este mes proviene del latín Martius (originalmente era el mes en que comenzaba el año y el mejor momento para reiniciar la guerra), nombre en latín de Marte (dios romano de la guerra) ya que en este mes se iniciaban las campañas bélicas.

Abril: Aunque su procedencia no es de origen romana, el término proviene del griego afros, que significa espuma, de la que surgió Afrodita (diosa helénica del amor, la fertilidad y la belleza), en la mitología romana, el nombre de esta diosa era Venus. Otra versión menos sostenible, es la relación con el verbo aperire (abrir) asociándolo a que en este mes la primavera abre la tierra, las flores, etc, pero no hay bastante fundamento etimológico que lo sustente.

Mayo: Este mes se nombró en homenaje a los ancianos, veteranos y protectores del pueblo, ya que deriva de la palabra majorum, que en Latín significa mayores. La misma versión nos dice que los antiguos romanos le llamaban Maius, atribuida a la diosa Maia, madre anciana de Roma, diosa de la primavera, la castidad y la salud, hija de Fauno y esposa de Vulcano.

Junio: Hay diferentes teorías de dónde proviene el nombre de Junio, por lo que no está asegurada por completo su procedencia. Algunos dicen que proviene de Junio Bruto, fundador de la República romana; Otros creen que era llamado así por estar dedicado en honor a la juventud, proveniente del término junior en Latín; y muchos piensan que tomó su nombre de Juno, la diosa del matrimonio y reina de los dioses, esposa y hermana de Júpiter.

Julio: Primeramente conocido como Quintilis (Calendario de Rómulo) por ser el quinto mes del año. Luego ya con el calendario Juliano, fue renombrado durante el mandato de Julio César. Éste le dio su nombre ya que él nació en este mes. Puesto a que era la época del año en que se llevaba a cabo la recolección del trigo, este mes es representado con un segador realizando esta práctica agrícola.

Agosto: Anteriormente nombrado Sextilis (Calendario de Rómulo) por ser el sexto mes del año, fue renombrado por el emperador Octavio Augusto, que decidió darle su nombre imitando a Julio César. Un dato curioso es que inicialmente constaba de 30 días, Numa Pompilio le quitó 1 día y Julio César le añadió 2 más.

Septiembre: Anteriormente nombrado Septembris (Calendario de Rómulo) por ser el séptimo mes del año. Éste, conservó su nombre original, a pesar de ser el noveno mes en el nuevo calendario. Diferentes escenas de vendimia representan este mes, dedicado al dios Vulcano.

Octubre: Anteriormente nombrado Octobris (Calendario de Rómulo) por ser el octavo mes del año, este ha conservado su nombre original de la época de Rómulo. Tanto la vendimia (incluida también en el anterior mes) como la siembra, tareas eventuales de la época, servían para simbolizarlo.

Noviembre: Su denominación ha perdurado desde que ocupaba el noveno lugar en el calendario de Rómulo (Novembris). Cabe destacar que sus días sufrieron cambios hasta llegar Augusto al poder, quien los dejó en 30.

Diciembre: A pesar de estar en el último puesto, su nombre sigue conociéndose por la décima posición que ocupaba originariamente; Decembris, en el calendario de Rómulo.



Calendario revolucionario francés:

Si estos nombres de los meses y su origen te han parecido interesantes, espera saber más acerca de otro calendario; el calendario revolucionario francés, que se implantó durante la Revolución francesa.

Francia fue uno de los países que abrazó el calendario gregoriano sin ningún problema, no obstante, en 1789 durante la revolución francesa se produjo un desajuste casi total en el país, puesto que afectó hasta el calendario. Pasados tres años tras la toma de la Bastilla, la Convención Nacional decidió abolir su actual calendario e implantar uno nuevo.

Los tres meses de otoño pasarían a llamarse vendimiario, brumario y frimario; los tres de invierno se llamarían nivoso, pluvioso y ventoso; los de primavera serían germinal, floreal y pradial; y los tres del verano pasarían a mesidor, fructidor y termidor.

Los cambios no solo afectaron a los nombres, sino que las semanas desaparecieron y los meses se dividieron en tres décadas de días. Se abolieron los nombres de santos y festividades relacionadas con ello. El Termidor (nombre del undécimo mes del calendario republicano francés) tiene 30 días y está dividido en 3 décadas. Cada día tiene el nombre de una planta veraniega, excepto por el quinto (quintidi) y el décimo día (decadi) de cada década, que llevan el nombre de un animal doméstico y una herramienta o edificio agrícola. Aquí la tabla de los nombres del día del calendario:

  1re Décade 2e Décade 3e Décade
Primidi 1. Epeautre (espelta) 11. Panis (panicum) 21. Carline (carlina)
Duodi 2. Bouillon blanc (caldo blanco) 12. Salicorne (salicornia) 22. Câprier (alcaparro)
Tridi 3. Melon (Melón) 13. Abricot (Albaricoque) 23. Lentille (Lenteja)
Quartidi 4. Ivraie (lolium) 14. Basilic (albahaca) 24. Aunée (inula)
Quintidi 5. Bélier (carnero) 15. Brebis (oveja) 25. Loutre (nutria)
Sextidi 6. Prêle (equisetidae) 16. Guimauve (malvavisco) 26. Myrthe (mirto)
Septidi 7. Armoise (artemisia) 17. Lin (lino) 27. Colza
Octidi 8. Carthame (cártamo) 18. Amande (almendra) 28. Lupin (altramuz)
Nonidi 9. Mûre (mora) 19. Genthiane (genciana) 29. Coton (algodón)
Decadi 10. Arrosoir (regadera) 20. Écluse (esclusa) 30. Moulin (molino)

 En 1805 fue abolido este calendario, principalmente por la confusión que causaba para la ciudadanía.

Puesto que en este post hemos hablado del origen de los meses del año, quizás te interese saber de donde vienen los días de la semana.

Meses: Aprovechando el anterior post: ¿Por qué no existieron los días del 4 al 15 de octubre de 1582? Calendario gregoriano, les contaré de donde proceden los meses del año (nombres y origen), pues para el castellano su procedencia viene del latín. Los meses del calendario gregoriano y juliano provienen del calendario romano, y de este derivan los actuales meses que conocemos hoy día. La mayoría de meses hacen referencia a dioses romanos y están directamente relacionados con su mitología, otros en honor a grandes emperadores romanos, y los últimos meses del año tienen su significado relacionado con los números y su orden. Origen de los nombres de…

Resumen de Reseña

Valoración inicial

Valoraciónes : 4.95 ( 379 Votos)

4 comentarios

¡No olvides comentar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies